Ostula Culture and Defiance
 

Fiestas Religiosas

Ostula es más conocida hoy por la fiesta de su patrona, la Virgen de Guadalupe. Esta fiesta culmina los días 12 y 13 de diciembre. En el 12 la Iglesia se llena de peregrinos y penitentes de la región, incluyendo gentes de comunidades no indígenas como Maquilí, siendo que algunos visitantes vienen de regiones aun más lejanas. Muchos de los penitentes llegan postrados en sus rodillas. Pero la fiesta de la Virgen de Guadalupe es solo parte del ciclo completo de fiestas del mes de diciembre, que comienza con la Virgen de la Inmaculada Concepción, patrona original de la comunidad en la época colonial, seguida de la virgen de los Dolores. A su vez, las fiestas de diciembre son el punto culminante de un ciclo anual de festividades religiosas, en las que cada mes hay una celebración importante, aunque mucha de esta intensa vida ritual no es observada por forasteros. Lo que de hecho acontece en la fiesta de la Virgen de Guadalupe completa un ciclo ritual que comienza en septiembre con las fiestas de la Virgen de la Natividad (devoción asociada con la antigua cofradía) seguidas de las fiestas de San Nicolás. En la fiesta de la Natividad se presentan danzas y la lucha ritualizada entre Moros y Cristianos, y en la fiesta de San Nicolás se introduce los Xayacates enmascarados, que a su vez están divididos en Xayacates Moros y Xayacates Cristianos. Aunque las fiestas de diciembre también hacen referencia a momentos anteriores del ciclo de fiestas y danzas, es en la celebración del día 13 de diciembre donde todos los elementos se unen en un momento cumbre en el que los Moros y Cristianos tienen su batalla ritual, siendo parodiados por la repetición de este drama cósmico por los Xayacates, quienes tras haber impuesto el desorden y el desconcierto son finalmente aplacados y “domesticados”, recibiendo su propio Bautismo Cristiano.

El 13 de diciembre es una de las expresiones más claras del modo en el que las gentes de Ostula indigenizaron el mensaje Cristiano y le dieron su propio significado, uno entre varios. En esta y en la próxima sección de esta website, los videos nos permiten observar lo que la gente hace en las fiestas, ver algunas de las danzas y escuchar varios tipos de música, entre ellas los cantos en latín que acompañan las procesiones y misas.

La organización de las fiestas

Algunas fiestas son organizadas por el fiscal y otros “serviciales de la Iglesia”. El fiscal es elegido cada año, por lo que tener la responsabilidad de la organización de la iglesia es un “cargo” o servicio. Otras fiestas son organizadas y costeadas por otros cargueros elegidos por los jueces de la Iglesia. La ceremonia que da pie al cambio de autoridades de la iglesia tiene lugar el 13 de octubre de cada año, durante la fiesta de Santa Teresa, cuando el antiguo cabildo cívico-religioso se reconstituye para ese día y el grupo de danzas llega hasta las casas de los nuevos cargueros para llamarles y acompañarles hasta la Iglesia. El cambio de cargo de aquellos que cuidan de las otras imágenes, y de los que forman parte de los bandos de los Moros, Cristianos y Xayacates tiene lugar en otros momentos del ciclo ritual, siendo que siempre tiene lugar a través de una ceremonia en la que los nuevos entrantes reciben cuando tomar su voto de servicio un rosario de plátanos entregado por los cargueros a quien substituyen. Muchos de los músicos y cantores sirven por periodos más largos, ya que participan en muchas de las fiestas cada año. Al contrario de lo que acontece en muchas comunidades indígenas, no hay mucha diferencia en el coste de tener cargo en diferentes fiestas, aunque siempre es un gasto considerable para las gentes de esta comunidad relativamente pobre. Hay gentes que no participan en las fiestas, pero la mayor parte desempeña algún papel en la vida religiosa de un lugar mayoritariamente católico. Aunque son los hombres los que desempeñan las funciones religiosas principales los hombres que tienen cargos son acompañados por sus esposas, mientras que las mujeres (y niñas) desempeñan un papel importante como parte del grupo de ayudantes que asisten a cada carguero, con sus propias funciones rituales.

El ciclo ritual

Todas las fiestas de Ostula tienen una estructura básica similar. Antes del día o días principales de la fiesta tienen lugar las novenas (nueve días de devoción), y la parte principal de la fiesta comienza con vísperas cantadas, seguidas en la mañana con doctrina y convite, en el que los asistentes a la fiesta reciben una comida preparada en una cocina al lado del atrio. Este el gasto mayor que los cargueros tienen que hacer en el año que prestan su servicio (junto con el coste de velas y vestimentas y adornos para las imágenes de los Santos). Las imágenes son estatuas generalmente de tamaño pequeño o cuadros, y son todas sacadas procesión en muchas de las fiestas, lo que constituye otra de las características generales de las fiestas. Las imágenes no son vistas como representaciones de seres en el Cielo sin contacto con el mundo de los humanos, sino como personas con las que los humanos puedes establecer lazos cercanos en su día a día.

La religión tradicional no obstante está sujeta a nuevas influencias. En años recientes religiosas han organizado grupos de Acción Católica en la comunidad. Acción Católica es responsable por la fiesta de la Asunción, y durante la Semana Santa de 2002 las religiosas organizaron un Via Crucis en el que niños y mujeres se alternaban en cargar la cruz mientras que miembros laicos de sus grupos ofrecían lecturas sobre temas de justicia social y derechos humanos. Los curas celebran misa en ocasiones tales como Semana Santa, Todos los Santos (que incluye el día de Muertos) y el 12 de diciembre. Pero aun cuando los curas participan, la organización de la fiesta como tal está en manos de las autoridades religiosas de la comunidad. El ciclo comienza con la fiesta de la Virgen de la Candelaria en febrero, seguida de la Semana Santa en marzo o comienzo de abril.

La celebración de la Semana Santa en Ostula involucra un numero inusual de elementos rituales que son más “expresivos” de lo que significa ser un indígena cristiano de lo que pudieran ser “representaciones” al estilo europeo de historias bíblicas escenificadas del tipo empleado por los evangelistas franciscanos.
Estas incluyen el sonido de los gallos, que son obligados a “cantar” en la procesión de Cristo en su ataúd, y la presencia de los “soldados”. Con el acecho de la hora de la Pasión de Cristo las imágenes son cubiertas y las campanas de la iglesia silenciadas (unas campanitas son usadas en vez de las campanas para llamar a la gente al templo y marcar momentos rituales importantes). El tema de la traición figura prominentemente durante la primera parte de la Semana Santa. El cuidado con el que el cuerpo de Cristo (otra imagen que se puede subir y bajar de la cruz, que es en si otra imagen) expresa la afirmación de los indígenas como verdaderos y leales sirvientes del Señor, compartiendo su sufrimiento y protegiendo su fe. En las primeras horas del Domingo el coro entona una serie de bellas glorias para celebrar la resurrección y un sentimiento palpable de alegría acompaña la acción de descubrir las imágenes. Las celebraciones continúan con la “carrera de las vírgenes” en el que jóvenes y niñas corren entre dos imágenes hasta que se reúnen volviendo a entrar a la Iglesia para el ultimo servicio de acción de gracias y de celebración.

En Mayo durante la fiesta del Corpus Christi se toca el Teponaztli, el tambor nahua, y tienen lugar las danzas que se conocen como danzas de La Monarca y la Malinche, en las que jóvenes danzan acompañados por una chica joven. En junio Ostula celebra la fiesta de San Juan Bautista, cuando se tienen lugar las danzas de los Apaches. Estos dos tipos de danzas hacen referencias a la conquista española y posterior colonización. En el caso de la danza de los Apaches, dos truhanes parodian los evangelistas franciscanos de la región, mientras que la danza en general (en la que también interviene un niño pequeño) hace referencias al proceso de Cristianización en varios registros diferentes. Los “apaches” son personas que pueden hablar pero a las que no se les puede entender (tal y como los indígenas de la región antes de su conversión y adopción del náhuatl como lengua) y todos los danzadores llevan arcos y flechas (armas usadas por las antiguas milicias indígenas). El modo en el que la gente de Ostula representa sus experiencias en estas representaciones rituales parecer enfatizar su valor como verdaderos cristianos y defensores de la Fe al diferenciarse del mundo de los Conquistadores españoles.

Moros, Cristianos y Xayacates

En el caso del ciclo de los moros y cristianos, que comienza tras la fiesta de Santa Ana en julio, se ha dicho a menudo que los indígenas de México y otras partes de América Latina son capaces de traducir la batalla cósmica de significado universal a términos que resuenan también con su propia experiencia. El “Moro” no tenia lugar en la experiencia indígena: es un fantasma distante. Al adoptar este rito europeo los indígenas podrían expresar sus propios sentimientos sobre la Conquista sin un enfrentamiento directo, transformando el sentido de su experiencia de derrota a una de victoria bajo la nueva enseña del Cristianismo y sus nuevos protectores, los Santos. Y no obstante, al introducir los Xayacates como otro nivel de dualismo en el modelo de Moros y Cristianos, la gente de Ostula puede expresar ideas mucho más complejas.

Xayacates amenazan espectadores

Xayacates menace onlookers

Los Xayacates crean desorden. En las primeras instancias de su representación los dos bandos vagan por las calles del pueblo, robando productos de los puestos, invadiendo cantinas y arrojándose limones los unos a los otros en batallas que tienen lugar en plena calle, bajo la mirada de las patrullas de Moros y Cristianos. Luego se van hacia el atrio donde continúan sus travesuras, intentando echarse abajo los unos a los otros con lazos y haciendo del publico objeto de sus bromas y travesuras. Esta parte de la representación de los Xayacates parece tener como centro una burla de forasteros poderosos. La forma en la que van vestidos les hace una versión paródica de sus vecinos rancheros no indígenas, mientras que, al parecer, en el pasado sus vestimentas se componían de hojas de palma. En la siguiente etapa de su representación los Xayacates intentan alborotar las danzas de los Moros y Cristianos, como veremos en la próxima pagina. Pero después de que todo este caos se haya creado, los Xayacates son transformados finalmente en agentes ordenados, tomando su lugar junto a los soldados de Cristo en la batalla contra los Moros. El mensaje subyacente parece ser que los indígenas prueban ser los auténticos cristianos defensores de la Fe, capaces de administrarse en asuntos tanto religiosos como seglares y capaces de tener bajo control cualquier fuerza que amenace desvío de la Fe o desintegración de la comunidad. Los Moros van a caballo mientras que los Cristianos van a pie, y durante las procesiones nocturnas los moros circulan como una presencia amenazadora en las sombras, moviéndose en dirección opuesta a la de la procesión, teniendo confrontaciones periódicas con espadas y machetes con los soldados Cristianos.

Batalla de los Moros y Cristianos

Battle of Moors and Christians

Tras la batalla entre los Moros, Cristianos y Xayacates, la fiesta del 13 de diciembre llega a su fin con el “juego” del palo ensebado, en el que un equipo de jóvenes colaboran en la peligrosa misión de subir a un tronco alto al final del cual hay atados regalos, regalos que estos jóvenes liberan para delirio de los más pequeños que aguardan en la base del tronco. El cierre del ciclo ritual tiene lugar con las pastorelas en enero, en las que las peregrinaciones entre todos los ranchos y asentamientos que conforman la comunidad tienen un papel central. Esta es la contraparte de las peregrinaciones de diciembre, que convergen en Santa María de Ostula. Esta vez el movimiento es desde el centro hacia los ranchos, para que una vez más la comunidad vuelva a integrarse.

Todos los Santos en Ostula

La gente de Ostula no celebra solo el día de Muertos. La fiesta de Todos los Santos comienza con las vísperas el día 31 de octubre y la gente va al panteón en la mañana del primero de noviembre para estar con las almas de los angelitos, los niños que murieron siendo niños, antes de que los adultos muertos regresen en la noche. En la noche del primero de noviembre, el coro y los músicos visitan casas particulares, siendo esta la única fiesta donde el Latín todavía es usado en los cantos, si bien hasta alrededor de 1960 todos los cantos en la Iglesia eran en Latín.

Ver segmentos de video de las fiestas de Ostula

 

Imagen de la Virgen de Guadalupe acompañada por la bandera nacional

Image of the Virgin of Guadalupe

Procesión, Semana Santa

Semana Santa Procession

Velada, Semana Santa

Vigils during Semana Santa

Via Crucis de Acción Católica, Semana Santa

Foto de Via Crucis de Acción Católica

Limpia de las imágenes

Dressing images

Readorning image

Pastorelas

Pastorela procession

Pasterela participants

La danza del Moro

The Dance of the Moor

Moros en las calles durante la noche

Moors patrol the streets

Danza de los Cristianos

Dance of the Christians

El Moro Xayacate

The Xayacate Moor

Los Xayacates alborotan la danza de los Cristianos

Xayacates alborotan danzas

Content John Gledhill (john.gledhill@man.ac.uk)